Somos tus

¡Amigurumis!

Quiénes somos

‘Abrazos de Pulpitos’ es un proyecto solidario sin fines de lucro, emprendido por tejedores voluntarios de todo el país que se encuentra vigente en Argentina desde febrero de 2017.

Formamos parte del movimiento mundial “Octopus for a preemie” (Pulpo para un prematuro), proyecto que nació en el año 2013 en Dinamarca bajo el nombre Spruttegruppen y actualmente está presente en varios lugares del mundo, como Estados Unidos, Islandia, Holanda, Alemania, Turquía, Bélgica, España, Australia, Israel, Italia, entre otros.

Contamos con una cadena de hospitales adheridos, a quienes destinamos nuestras donaciones. El primer hospital de nuestro país en aceptar el proyecto y quiénes recibieron nuestros primeros pulpitos es la Maternidad del Hospital Penna, de Capital Federal.

A lo largo de estos 4 años, tejedoras de todo el mundo ya llevan donados más de 29.000 pulpos. Desde que comenzamos con la iniciativa hasta el día de la fecha, hemos donado más de 600 pulpitos en nuestro país y vamos por mucho más.

 

¿DE QUÉ SE TRATA ESTE PROYECTO?

El objetivo de “Abrazos de Pulpitos” es tejer pulpos al crochet siguiendo un patrón original (con una modificación para Argentina con autorización de Dinamarca), para ayudar a que los bebés prematuros logren una pronta recuperación y así, mejorar su calidad de vida en el período en el que se encuentran internados.

Los bebés prematuros pasan largos días internados en neonatología, durante esta etapa, tanto para los padres, pero principalmente para los bebés, el apego es un pilar fundamental para lograr una rápida evolución.

Al tratarse de bebés prematuros, es importante extremar las medidas, por eso, es indispensable que al momento de tejer los pulpos se siga el patrón original con una modificación para Argentina (aprobado por Dinamarca) para que el pulpito se teja en una sola pieza y no tenga costuras. El mismo cuenta con todas las especificaciones de calidad, tamaño y materiales que deben utilizarse para evitar la proliferación de bacterias y que éste sea apto para estar en contacto con el bebé.

 

¿Cuál es la función de los pulpitos?

El pulpito se coloca adentro de la incubadora y sirve como elemento para desestresar al bebé.

A través de sus tentáculos, recuerdan al bebé una de las tantas experiencias intrauterinas que todavía necesita, como es el contacto que tenían con el cordón umbilical, generando un impacto directo en sus signos vitales como son la frecuencia cardíaca y respiratoria, la temperatura corporal y la saturación del oxígeno, todos indispensables para su desarrollo neurológico. A su vez, estudios observacionales indican que éste contacto evita que se arranquen las sondas o vías que pueden llegar a tener conectadas.

El objetivo es proporcionar un ambiente adecuado al recién nacido, que permita no sólo la curación de las patologías, sino también el desarrollo emocional del niño, la organización de su sistema nervioso y la aparición de un vínculo con sus padres. Este proyecto desarrolla la humanización de la asistencia sanitaria en las primeras etapas de la vida, promoviendo entre otros aspectos la creación de ambientes amables en los centros sanitarios.

 

A tener en cuenta

Estos pulpitos están destinados exclusivamente a los bebés prematuros que se encuentran internados en neonatología bajo vigilancia médica.

Son controlados y distribuidos en las maternidades adheridas en un entorno estrictamente supervisado.

Los padres son notificados, mediante instructivo escrito que acompaña al pulpito, que no deben dejar a su bebé sólo con el pulpito sin la observación de un adulto.

Por razones de seguridad, no recomendamos que se obsequien estos pulpos pequeños para niños menores de 3 años ya que no es un juguete.

La Asociación Civil Abrazos de Pulpitos no se responsabiliza por los pulpitos entregados por personas que no sean Coordinadoras Regionales de ADP (únicas personas autorizadas) y distribuidos en hospitales que no estén adheridos al proyecto.